La marca de coñac Courvoisier , es una de las más reconocidas y proviene del departamento de la Charente. La bodega donde se produce se encuentra en la región de Jarnac y cuenta la historia que el origen de este licor se remonta a la época de la Revolución Francesa.

En aquel entonces, en el siglo XIX, dos emprendedores, Emmanuel Courvoisier y Louis Gallois se unieron en sociedad para dirigir una empresa para comercializar vinos y otros licores.
La misma estaba cercana a la población parisina de Bercy, justo al norte del río Sena, la cercanía al rio les facilitaba el transporte, y se asentaba a las afueras de las gruesas murallas de la ciudad de París, por lo que no tenían que pagar impuestos.
Los dos socios querían ofrecer a sus clientes los mejores destilados, y para ello decidieron que la mejor forma de conseguirlo era elaborando su propio cognac.
De esta manera incursionaban en la producción de la exquisita bebida alcohólica que llevaba el nombre de uno de los socios.
La gran calidad del producto pronto hizo crecer la reputación de Emmanuel Courvoisier y su socio Louis Gallois entre los amantes del brandy y que a su vez llegó a conquistar a quien tenía el poder del trono en ese momento, Napoleón Bonaparte.
Bonaparte visitó sus bodegas en 1811 y en ese momento se llevó una buena cantidad de barriles de coñac Courvoisier.
Quería que sus compañías de artillería tuvieran una ración de coñac para elevarles la moral, durante las Guerras Napoleónicas.
Cuenta la leyenda que después de su derrota en la Batalla de Waterloo, Napoleón fue exiliado a la remota isla de Santa Elena, eligió varios barriles de coñac Courvoisier como su único artículo de lujo, un regalo muy apreciado por los oficiales ingleses a bordo del HMS Northumberland durante su viaje de 67 días, desde entonces la bebida quedó reconocida por todos como “El coñac de Napoleón”,

Sede de Corurvoisier                                              Actual sede de la Maison Coruvoisier

Años más tarde, Felix Courvoisier y Jules Gallois hijos respectivos de los fundadores, trasladaron su sede de París a la tranquila ciudad de Jarnac, en el corazón de la región de Cognac, para tener mayor control sobre la calidad del cognac en el que habían construido su reputación.
En 1869, el heredero de Napoleón Bonaparte, Napoleón III, solicitó personalmente a Courvoisier y le otorgó el honorable título de "Proveedor oficial de la Corte Imperial" que todavía se exhibe en el museo Courvoisier en Jarnac.
Otro evento que dio un gran prestigio a la marca fue en 1889, en el que con el cognac Courvoisier se brindó en la gran inauguración de la Torre Eiffel durante la Feria Mundial de París, celebrada en el centenario del inicio de la Revolución Francesa.
Con el pasar de los años, la marca se afianzó en el mercado, reformuló su imagen y hasta cambió en varias ocasiones de dueños pero nunca perdió su esencia.

El proceso de elaboración

El licor de color ámbar, es elaborado con las mejores uvas de la ciudad de Cognac, solo seis áreas de ese lugar están autorizadas para cultivarlas y seleccionarlas. Después de todo este proceso, sus jugos se dejan fermentar durante siete días para que transformar el mosto en vino.
Courvoisier se encarga de que el vino resultante se destile dos veces durante 24 horas. Este proceso solo se realiza entre los meses de noviembre a marzo para así poder garantizar la calidad del coñac en cada sorbo. El resultado final de este proceso, es separado en tres partes, la parte central conocida como el corazón de la producción es la única que se utiliza para el Coñac Courvoisier por su concentración y sabor.
El proceso para obtener un Courvoisier de calidad no culmina ahí, una vez es obtenido el líquido, se traslada a las barricas de roble fabricadas a mano. Hasta los árboles son seleccionados en bosques exclusivos para poder garantizar la calidad de la madera. Una vez allí, inicia el tiempo de envejecimiento del licor que, para ser realmente bueno, debe permanecer en los barriles un mínimo de dos años y medio.

Tipos de cognacs Courvoisier

Ya te hemos paseado por buena parte de la historia y sabemos que estás deseoso de probar un buen coñac. Debes saber que en nuestra tienda online existe una gran variedad de cognacs que te mandaremos a tu domicilio para que puedas disfrutarlos.
Courvoisier posee coñacs para todos los gustos, Courvoisier VS, con un añejado de entre cuatro y siete años, Coruvoisier VSOP, con un buen equilibrio entre notas florales y los aportados por la madera,  Courvoisier XO, con un añejado de entre 20 y 30 años y el más emblemático Courvoisier Napoleón
¡Anímate y la próxima vez pide una copa de Cognac Courvoisier!

Productos relacionados

Más noticias

Hoy no voy a hablar ni de vinos, ni de licores ni de cocina, hoy os quiero hablar de solidaridad, de proyectos, de ilusiones, de alegrías y también...

Hace pocos días, en una cena con amigos, al brindar , salió la pregunta ¿Cuál es el origen del Brindis?

Birra Baladin, Crusat y Cervebel presentaron en Barcelona esta delicia para paladares exigentes, de la mano de su creador  Teo Musso, en la Nave...