Una copa de vino tiene menos de la mitad de calorías que un trozo de tarta

Cuando se acerca el verano y todos estamos con la operación bikini en Disevil Vinos nos ha sorprendido mucho saber que hay una dieta que defiende que se puede adelgazar bebiendo vino.
Sorprende, porque lo normal es que en las dietas se prohiba o al menos se limite mucho las cantidades de alcohol que se pueden tomar, pero con la dieta Sirtfood esto no es así.
Los nutricionistas Aidan Goggins y Glen Matten defienden que se puede adelgazar bebiendo vino e incluso comiendo chocolate negro. ¿Cómo es posible? Pues en realidad de una forma muy sencilla, lo que defiende esta dieta es que hay que priorizar el consumo de alimentos que a su vez se encarguen de promover las sirtuinas.
No te asustes, desde Disevil Vinos te contamos lo que son las sirtuinas. Se trata de unas proteínas que pueden regular el proceso de envejecimiento, ayudan a aliviar la inflamación y activan el metabolismo. Eso sí, no hay que esperar milagros, esta dieta está indicada para perder unos 3 kilos.
Numerosos estudios como el de La Universidad Estatal de Oregon, han llegado a la conclusión que el consumo de uva negra , como las utilizada en la elaboración del vino tinto, ayuda a las personas con obesidad a quemar grasa más rápido.
Entre otras muchas características, el vino tinto tiene un antioxidante, el Piceatannol, cuya principal virtud es la de retrasar la generación de células adiposas e impedir el crecimiento de las que ya están maduras.
Pero más allá de la dieta Sirtfood o estudios de diversas universidades, hay multitud de nutricionistas que también defienden una ingesta moderada de vino dentro de una dieta de adelgazamiento. De hecho, una copa de vino apenas aporta 100 calorías al día, por lo que notarás los beneficios de esta bebida y no engordarás.
Puede tratarse de un vino tinto rosado o blanco, pero nunca vinos dulces, semidulces, semisecos o abocados, ya que todos ellos contienen azúcar en mayor o menor medida.
En cuanto al mejor momento para consumir el vino, los nutricionistas aconsejan hacerlo mejor durante la comidas o incluso después de ellas.
Si eres de esas personas que pasado un rato después de cenar sienten el antojo de tomar algo dulce, en lugar de recurrir a la bollería y los azúcares prueba a tomar una copa de vino. Desaparecerán tus ganas de tomar dulce y la aportación calórica a tu cuerpo será mínima.
Como ves, el consumo moderado de vino puede tener muchos beneficios para ti y para tu salud.
Seguro que en nuestra tienda online encontrarás una gran variedad de vinos de tu gusto en los que además de conservar tu linea, le darás placer a tu paladar

Más noticias

Del 28 al 30 de Nov. 2015 en Torremolinos ( Malaga) 16ª Feria del Vino y Alimentación Mediterránea, dirigida a los profesionales del sector,...

3,4 y 5 de Julio 2015 IV Feria de cervezas artesanas

26,27 y 28 de Junio 2015 Barberà de la Conca