El Día de los Muertos es la festividad más representativa de la cultura mexicana, tal es así que la UNESCO la declaró primero en 2003 como "Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad" y posteriormente en 2008 le otorgó el reconocimiento de "Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad".

Costumbres

En la celebración de el Día de los Muertos se rinde homenaje a la memoria de los difuntos. Es costumbre, al igual que en España el Día de Todos los Santos, que las familias visiten las tumbas para limpiarlas y realizar ofrendas con coloridos ramos de flores de rosas, girasoles y principalmente de la flor cempasúchil ya que se cree que guía las almas de los muertos. Es por ese motivo que es tradición hacer senderos con las flores de cempasúchil, desde el camino principal hasta el altar de la casa, para guiar las almas hacia los altares. 

flor cempasúchil

La flor de Cempasúchil es un tipo de clavel de moro originario de México, su nombre proviene del náhuatl “Cempohualxochitl” que significa “veinte flores” o “varias flores”.

Otra costumbre muy característica de esta festividad es preparar en casa un altar en el que se colocan ofrendas en honor del difunto evocando así sus preferencias en vida, como platillos de comida, el pan de muerto (un dulce típico de esta festividad), vasos de agua, cigarros e incluso juguetes para las almas de los niños. Todo esto se coloca junto al retrato del difunto cuya alma se cree visitará a la familia el día 2 de noviembre si es un adulto, o el 1 de noviembre si es el alma de un niño.

altar muertos

También son típicas de estas fiestas las llamadas Calaveras de Dulce. Son calaveras hechas de azúcar, también de chocolate, que tienen escrito el nombre del difunto, se colocan en el altar y en el día festivo las consumen parientes o amigos.

KAH, el tequila del Día de los Muertos

El tequila KAH fue concebido para homenajear y honrar a México y su pueblo. De hecho "Kah" en el idioma de los Mayas significa pueblo. La forma de su botella se inspira en las famosas calaveras de dulce y cada botella está realizada a mano convirtiéndose en una obra de arte única ya que ninguna botella es igual.

El tequila KAH ha sido elogiado por diversos conocedores de tequila y confirmado por numerosos premios internacionales. Su fabricación se realiza en la "Fábrica de Tequilas Finos". La destilería se encuentra en la ciudad de Tequila, Jalisco, que fue nombrada  Pueblo Mágico por el gobierno de México y su paisaje declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Es una destilaría muy moderna creada en 1999 combinando la última tecnología y el saber hacer tradicional para elaborar únicamente tequilas 100% Ágave con la máxima calidad.

Tequilas KAH

Actualmente se fabrican tres tipos de tequila KAH, el blanco, el reposado y el añejo.

  • El KAH Blanco posee un sabor dulce al inicio que se convierte rápidamente en un picor apimentado. Su postgusto es sedoso, dejando un rastro especiado al paladar
  • El KAH Reposado madura durante 10 meses en barricas de roble americano que le aportan aromas de vainilla y caramelo complementando el sabor intenso del agave. Su sabor a ágave es poderoso y con gran cuerpo.
  • El KAH Añejo envejece durante dos años en barricas de roble americano que añade notas de chocolate, tabaco y café al intenso sabor a ágave.

KAH, nuestro homenaje

En DISEVIL hemos querido homenajear la cultura del México y del tequila con el PACK KAH. Un embalaje único en caja de madera que posiciona la calavera suspendida dentro de la caja y en su interior la rodea de flores como pequeño tributo a los altares típicos mexicanos. Al igual que las botellas KAH cada caja se elabora de forma individual y acaba siendo una pieza única. Sólo disponible en KAH Blanco y Añejo.

Packs Tequila KAH

Productos relacionados

Más noticias

Cuenta la leyenda, que el tequila fue el regalo que los dioses dieron a las comunidades indígenas que habitaban los extensos latifundios del viejo...

Hoy no voy a hablar ni de vinos, ni de licores ni de cocina, hoy os quiero hablar de solidaridad, de proyectos, de ilusiones, de alegrías y también...

Que mejor momento para iniciar un blog sobre vinos, licores y gastronomía, que los días previos a la  Navidad.